El olivo y las letras

Se inicia aquí una pequeña antología de la presencia del olivo en la literatura y en la poesía. Quedan invitados los lectores a aportar su grano de arena o puñado de tierra fértil, a este empeño.

Empezamos por Valderrama (citado por el poeta Luys Santa Marina en la revista Cruz y Raya, marzo de 1934):

«Un extremado olivo, con cuya fruta se regalaban las mesas, con cuyo aceite se alumbraban las tinieblas y se curan las heridas» .

El aceite de oliva es, en efecto, alimento, luz y medicina. Estas tres funciones ya se mencionan en la Biblia repetidas veces. Por eso los Santos Óleos se administran al moribundo: le curarán, guiarán y darán fuerza.

Anuncio publicitario

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.